María Elena Lara Burbano

San Fransisco, Putumayo
Región Orinoquía y Amazonía

  • Primera mujer alcaldesa del municipio de San Francisco, Putumayo.
  • Única mujer del departamento electa para la alcaldía, período 2020 – 2024.
  • Respaldada por diversos sectores sociales, como víctimas del conflicto, indígenas, campesinos, así como sectores económicos y políticos.
  • Con amplia experiencia en el sector público y política

¿Qué motivó a María Elena Lara a participar en la Política? 
Hizo falta que pasara más de una década para comprender que la inclusión de nosotras en la política no es cuestión de representación sino del ejercicio de un derecho y como tal, debía prepararme académica y psicológicamente para lanzarme a tan respetable aventura no solo para representar a mi comunidad sanfranciscana sino para dejar una impronta en la vida de las mujeres de mi municipio que por hoy somos mayoría. Dejar la “pequeñez” heredada de la sociedad en medio de mis limitaciones económicas, despojarme del miedo y arroparme en la seguridad para decidir, para generar confianza, para lograr que mis posiciones sean discutibles pero respetadas, que mis ideas generen desarrollo y mis visiones no sean sueños de un día, fue un proceso difícil que tuve que enfrentar. 

¿Cómo llegó María Elena a la alcaldía? 
Convertirme entonces, en la primera mujer electa de mi municipio y de mi departamento para el periodo 2020-2023 debía rebasar toda expectativa negativa no solo del género contrario, de asociaciones y de organizaciones por eso mi propuesta de Gobierno se construye en forma participativa con representantes de cada sector productivo, organizaciones comunitarias e institucionales, muestras poblacionales tanto rurales como urbanas y se enfatiza en el fortalecimiento de la democracia como práctica cotidiana para la defensa de los derechos ciudadanos. De igual manera se complementa con un proceso de socialización puerta a puerta, barrio a barrio en cada uno de los sectores apoyada con el grupo de lideres políticos, sociales, religiosos, enfatizando en los valores de transparencia administrativa, en la capacidad nuestra para mantener un contacto más cercano con las poblaciones vulnerables como niños, ancianos, desplazados, víctimas de conflicto, campesinos, comunidades indígenas, asuntos casi ignorados en los planes de los contendores. 

¿Cuál es el compromiso de María Elena con su municipio? 
Consciente de que este proceso requiere de tiempo, de una planeación estratégica, de una gestión fuerte para inversión se ubica en el plan de desarrollo municipal 2020 – 2023 la Educación y Cultura como uno de los pilares fuertes desde donde se articulan todos los sectores para la prosperidad integral del municipio, a saber sector Agrario, Pecuario, Turístico, Minero, Industrial, Tecnológico y científico basada en el convencimiento de que sin fortalecimiento Humano sin un gran sentido de pertenencia, de ciudadanía y conocimiento de la Democracia, difícilmente podrá salir del atraso social, cultural y político en que se encuentra. Es también mi anhelo de replicar los principios del partido político al cual represento en aras de enfocar en otra dimensión la participación de los jóvenes que también son mi prioridad.  

 

¿Enfrentan las mujeres mayores dificultades para participar? 
Lograr para una mujer ser alcaldesa de un municipio en esta región es una experiencia bastante compleja por una concepción ambivalente que se ha entronizado en la mentalidad de mi género no solamente aquí sino en la mayoría de los pueblos del mundo. De una parte, prevalece el arraigo de la no ciudadanía de la mujer y de la dependencia política del varón en las familias hasta el 25 de agosto de 1954, a través del acto legislativo No. 3 de la Asamblea Nacional Constituyente y de otra, el proceso de educación política y ciudadana programada para la mujer colombiana en forma tan exigua.